Álvaro

Álvaro es todo un modelo, siempre es un placer trabajar con él y es que es tan fácil…risueño, natural y guapísimo como podéis ver.

Su mamá siempre me confía a sus pequeños para que sea la encargada de capturar sus recuerdos, este es un momento especial  y no os voy a negar que me encanta verles crecer.

Pasen y vean: