Javier y Roksolana

Javier y Roksolana me contrataron para su reportaje de boda desde muy lejos. Sin conocernos y con muchas ganas de contar su historia, llegó su gran día, donde conectamos rápidamente y justo dos días después llegó su post-boda, ya sin nervios y desprendiendo felicidad (como si de dos recién casados se tratara) nos fuimos a dar un paseo por uno de mis lugares favoritos y para terminar fuimos a la playa donde sin miedo ninguno…¡terminaron en el agua! 

Próximamente os enseñaré en la web el día de su boda, hoy os dejo la post boda.

Espero que os guste tanto como a mí, desde Jaén a Zurich con mucho cariño, sois geniales pareja.