Post Kapadokya

Un sueño cumplido.

Cuando Isa y Paco me preguntaron que donde sería la Post Boda de mis sueños, lo tuve claro, Kapadokya siempre había sido uno de los lugares favoritos donde fotografiar a una de mis parejas y allí que nos fuimos.

1 año de espera, horas y horas de vuelos, de nervios, de transbordos, retrasos… pero todo mereció la pena, para la que sin duda se ha convertido en mi post boda favorita, mi sueño cumplido.

Gracias amigos, por hacerlo posible, por dejaros aconsejar, por ser tan geniales y valorar tanto los recuerdos, que para mí eso es lo más importante.

Volveré, lo tengo claro.