Edu y Ana

Una boda de cuento fue lo que vivimos en el gran día de Ana y Edu, comenzando por un buenos días princesa y terminando con el baile nupcial con la canción de Bella y Bestia.

Ana desprendía felicidad, sus ojos azules brillaban y su vestido de princesa brillaba con ella, por otro lado Edu sonreía y esperaba con ganas que llegara el esperado momento, felicidad en estado puro.

En la iglesia de Santa Ana, a los pies de la Alhambra se dieron el deseado “si, quiero” entre lagrimas de felicidad y rodeados de sus familiares y amigos,la celebración tubo lugar en los Jardines de Shidarta donde por fin el príncipe y la princesa dieron comienzo a su eterna vida juntos.

 

Os deseo toda la felicidad el mundo y muero de ganas por que llegue el día de la post boda!